Más de 47 mil quintales de semilla de papa se certificó en Tarija

 Dr. Luis W. Acosta Arce PhD*

El MDRyT, a través del INIAF-TARIJA durante la gestión 2016, certifico más de 47,000,00 qq de semilla papa de alta calidad de las variedades Desiree, Marcela y otras señalo, el Dr. Luis W. Acosta Arce Responsable Departamental del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal – INIAF en Tarija. Indico que pese a las adversidades climáticas, se logró sobrepasar las metas previstas en la gestión 2016 en cuanto a la certificación de semillas de este maravilloso tubérculo.
Tarija, tiene zonas aptas para la producción de semilla de papa, con suelos sanos libre de enfermedades y ricos en materia orgánica, las principales zonas productoras de semilla son los municipios de Padcaya, San Lorenzo, El Puente, Uriondo, y Yunchara, con preferencia las zonas altas. Acoto también que las zonas de los valles de Tarija y las zonas subandina y chaco se constituyen en excelentes zonas productoras de papa consumo, dependiendo la época de siembra.
Este volumen de semilla de papa certificada por el INIAF en el gestión 2016, alcanzara para sembrar una superficie de aproximada de 1200,00 has para el 2017. Acosta, índico que la actividad de certificación y producción de semilla certificada de papa en Tarija, en la gestión 2016 beneficio de forma directa e indirecta a más de 1500 familias entre asociaciones de pequeños productoras y productores generando un movimiento económico de alrededor de 19 millones de Bolivianos.
El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), es una institución bajo la tuición del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT), entre sus actividades privilegia, el conocimiento y el rescate de los saberes ancestrales, con una visión integradora y productiva de Seguridad y Soberanía Alimentaria cuyo principio es que la alimentación es un derecho fundamental de todas las personas.
En este contexto el INIAF-Tarija en articulación con la dirección Nacional de Semillas, optimiza los procesos y servicios de certificación, fiscalización, registros y control de comercio de semillas, donde se incluye el acondicionamiento y registros de semillas y control de comercio haciendo accesible a pequeños y medianos productores. Durante la gestión 2017, el INIAF, en el Dpto. de Tarija tiene previsto certificar un volumen superior a las 2000 toneladas de semilla de papa de buena calidad de las variedades Desiree, Marcela entre otras en las comunidades de San Antonio, Huacata, Tucumilla, El Puesto, San Sebastián, Yesera Norte, El Tambo, Marañuelo, Mecoya, Rejara, Papachacra, Hucata y Laderas (municipios del Puente, San Lorenzo, Cercado, Uriondo y Padcaya).
Origen ancestral de la papa
Un asombroso, tubérculo producido por una planta denominada papa (Solanum especie tuberosum), revoluciono la alimentación en el mundo. En América latina, papa pronunciado con acento en la segunda vocal es padre y sin acento es el tubérculo de la papa. Sin embargo el nombre de la patata o papa varía mucho de un país a otro.
El inglés y el italiano tienen derivados del castellano “patata”: “potato” y “patata” respectivamente, pero en francés es “pomme de terre” (‘manzana de tierra’), en alemán “Kartoffel” (al parecer, derivado del nombre de la trufa). En realidad, lo que hoy se conoce como “papa” contiene apenas un fragmento de la diversidad genética de las siete especies reconocidas de papa y las 5.000 variedades que se siguen cultivando, respecto al origen de la papa empieza hace unos 8000 años al lado del lago Titicaca, ubicado a 3800 metros sobre el nivel del mar, en la cordillera de los Andes, frontera de Bolivia y Perú, donde adoptaron y mejoraron los primeros productos agrícolas y la papa y el maíz elegidos para la seguridad alimentaria.
Seguridad alimentaria y medicina
La papa hoy se conoce, un alimento muy rico, considerado como base principal de los más ricos festines culinarios en el mundo, sus tubérculos se utilizan en alimentación animal y para consumo humano en diversos alimentos procesados y tiene un alto valor nutricional. Los tubérculos de papa contienen agua, almidones y presentan cantidades variables de proteínas, minerales y lípidos y vitaminas, incluyendo la vitamina C, riboflavina, tiamina y niacina. Entre los distintos minerales que se hallan en la papa merecen citarse el calcio, el potasio, el fósforo y el magnesio por su importancia en la nutrición humana. Se indica que en Bolivia el consumo per cápita es de 92 kg de este maravilloso tubérculo.
En cuanto a los usos medicinales, la literatura, menciona que la papa se usa para tratar los cálculos del riñón, los males a la próstata, la gastritis y las hemorroides. Algunas recetas probadas y muy fáciles de hacer como a saber:
Disolución de cálculos renales: Hierve papas en agua. Cuando las papas estén listas reserva el agua y tómala como agua de tiempo, también puede licuar la papa cruda y tomar ese extracto. Esto debe hacerse a diario y notará resultados.
Cortaduras o arañazos: Corta un pedazo de papa y póntelo en la zona afectada, ayudará a la cicatrización de la herida.
Dolor fuerte de cabeza: Ralla una papa, envuélvela en un pañuelo y ponlo sobre la cabeza. Relájate y deja actuar a este maravilloso tubérculo.
Se considera que el consumo diario de papa sancochada baja los niveles de glucosa en la sangre. La cáscara de la papa contiene fibra y, por eso, comer la cáscara ayuda a regular problemas intestinales y de estreñimiento. Así mismo por su alto contenido de fenoles, la papa se convierte en un alimento antioxidante y anticancerígeno.

(*Responsable departamental del Iniaf Tarija. Realizó estudios de Doctorado en Sistemas de Producción de Agricultura Desarrollo Sostenible en la Universidad de Costa Rica y Iowa State University. ).