Manejo agroecológico de la palta y su rol en la seguridad alimentaria

Por Dr. Luis W. Acosta Arce Ph.D. 

palta-bnLa palta  (Persea americana Mill),   denominada, también  aguacate en México y Centro américa. Mientras  que en Bolivia  y países de América del Sur, se la conoce con el nombre de palta,  y Avocado pear en ingles. El nombre de aguacate deriva de la palabra nativa azteca : ahuacatl = testículo y cuahuitl = árbol: árbol de los testículos.  A partir de las pruebas arqueológicas encontradas en Tehuacan, Mexico,   se la considera como centro de  origen norte de México y regiones tropicales de centro américa, desde estos lugares se extendió a sud america y norte América.   La evidencia más antigua del consumo de esta fruta data de 10.000 años AC, siendo de gran importancia para las poblaciones de mayas y aztecas. En el códice Florentino, se mencionan tres tipos de paltas, a saber: 1) aoacatl, 2) quilaocatl y c) tlacacoloacatl, por su descripción equivalen a tres especies  principales de esta planta: mexicana, guatemalteca y antillana y posteriormente se propone una cuarta raza, la costarricense.

Los diversos libros y documentos especializados en el tema salud y la alimentación destacan a la palta, el libro Guinness de los Records, proclamo a la palta, el fruto más nutritivo de la dieta  común y considerada como una de las frutas más deliciosas del planeta, es una fruta libre de colesterol y sodio, contiene fibra dietética, contiene un 60 % más de potasio que un plátano mediano, es rica en vitaminas del grupo B, alto contenido de ácido fólico, glutamina y antioxidantes, es una fuente no convencional de aceite, de las paltas maduras se extrae aceite similar al de oliva, que es muy utilizado en la industria y cosmética. Antiguamente las culturas indígenas americanas, llamaban  a la palta el fruto de los dioses, adoraban no solo por su sabor y textura, sino por su capacidad de revitalizar el cuerpo y mente, también lo utilizaban como un potente afrodisiaco. Aun hoy hay quienes hacen uso de este particular don natural de la Palta.

La palta pertenece a la familia Lauraceae genero Persea. El genero Persea contiene  85 especies, la mayoría distribuidas en América, principalmente México.  En Bolivia el género Persea, está distribuido principalmente en la zona tropicales, parece que ecosistemas  características del chaco Boliviano, valles Mesotermicos y los Yungas favorecen el crecimiento y la producción de Palta. También  en Bolivia, se encuentra poblaciones de palta en los valles de Tarija, hasta 2100 msnm de altura, las especies de los valles aparentemente cargan menos frutos por planta y de menor tamaño pero son más preferidas  su frutos por las características organolépticas y culinarias, aparentemente los ecosistemas de altura provén mejores fragancias de los sabores  en la fruta. En los valles meso térmicos  de Tarija  y la zonas del chaco se encuentran las mayores poblaciones de plantas de palta, es común encontrar  de 1 a 3 plantas en el patio de la casa, en producción.

Observaciones preliminares las plantas de los valles mezo térmicos son más altos y ramificados llegando hasta 15 m de altura, en el Chaco, principalmente el chaco húmedo de Bolivia, presentan también mejores producciones y sanidad de los frutos, En la provincia arce del Departamento de Tarija, a partir de la comunidad de la merced, Rio negro  hasta Bermejo, se pueden encontrar poblaciones de palta. Cada familia no deja de plantar al menos 1 árbol de palta en el patio de la casa, cuya producción es para autoconsumo y venta en puestos ubicados  a lado y a lo largo de ruta principal Tarija -Bermejo.

En esta zona todavía,  la planta de plata no recibe ningún manejo, ni tratamiento fitosanitario.  Un planta promedio de 7 años de edad  producen hasta  81 frutos por Planta (promedio de 10 plantas muestreadas en la zona) cada fruto llega a pesar entre 150 a  400 gr, cada fruto cuesta  alrededor de 5,0 Bs (0,72 $us/fruta). Si se considera una densidad de 220 plantas por hectárea se tendría un ingreso bruto aproximado de 87.553,00 Bs/has con las actuales variedades en la zona. Los países productores de palta como México, Costa Rica, Chile usan tecnología mejorada mediante el genotipo, manejo agronómico y uso de material de reproducción de alta calidad, consideran que cada planta debe rendir al menos 1000 frutos por planta y una densidad de promedio de 500 plantas por has.

Consecuentemente es necesario, considerar al cultivo de la palta como una alternativa económica diversificada importante en Bolivia. Es importante iniciar con trabajos de investigación e innovación para reactivar  la producción del cultivo de Palta en el país como sustento y generación de  empleos directos e indirectos de las familias bolivianas. Se sugiere iniciar con los siguientes estudios y actividades, a saber: Realizar un catastro del cultivo y zonificación de las zonas productoras en el país, caracterización e identificación de variedades y razas de paltas en Bolivia, genética, razas, híbridos, variedades regionales y locales, caracterización de los ecosistemas y condiciones climáticas  versus poblaciones de palta, métodos de propagación sexual y asexual, tipos de injertos y reconversión.

Cultivares de climas tropicales y subtropicales, patrones y porta injertos (porta, injertos tolerantes a factores bióticos y abióticos salinidad, sequia, enfermedades,  y otros), propagación invitro, semilleros, almácigos, vivero, implementación y manejo del cultivo (terrenos, suelo, densidad, podas formativa, poda de producción, anillado, poda de sanidad poda de ventaneo, poda de rejuvenecimiento, poda de dosel), factores bióticos y abióticos en la producción (amarre del fruto y rendimiento.

Manipulación del crecimiento vegetativo y reproductivo, manejo y calidad de agua de riego, manejo de la nutrición del cultivo, manejo de plagas y enfermedades, manejo agroecológico de malezas, cosecha, calidad y  manejo de postcosecha, determinación de los índices de Cosecha: El porcentaje de materia seca tiene un alto grado de correlación con el contenido de aceite y se usa como, índice de madurez en la mayoría de las áreas productoras de palta; el mínimo requerido de materia seca varia de 19 a 25%, dependiendo del cultivar.

Determinación de los índices de Calidad: Este varía desde el tamaño (varía con la preferencia del consumidor), forma (depende del cultivar), Color de la piel o cáscara, ausencia de defectos tales como malformaciones, quemaduras de sol, heridas y manchado (raspaduras, daño por insecto, daño por uñas y cicatrices causadas por el viento), rancidez y pardeamiento de la pulpa, Ausencia de enfermedades, incluyendo antracnosis y pudrición de la cicatriz del pedúnculo, Algunos cultivares se dejan, la fruta en el árbol por períodos prolongados después que han adquirido la madurez fisiológica o de cosecha,  el almacenamiento en el árbol puede dar lugar al desarrollo de sabores desagradables o rancidez debido a sobre maduración. Los sabores desagradables también pueden desarrollarse cuando las frutas se cosechan en períodos de clima cálido.