Ganaderos afrontan inundación y pérdidas en San Borja, Beni

 

Aunque no se ha reportado los datos finales de pérdidas por la inundación  que viene afectando a los ganaderos en San San Borja, Beni y otros municipios aledaños, las constantes lluvias provocaron inundaciones  en varias zonas destinadas a la producción, motivo por el cual los ganaderos demandan a las autoridades locales y nacionales mayor apoyo, por cuanto sus recursos no son suficientes para paliar las pérdidas que vienen sufriendo.

Así el agua del río Bení que se desbordó llegando a inundar otros municipios como Reyes, Rurenabaque y otras poblaciones aledañas en donde se vieron afectadas varias estancias ganaderas y comunidades.

273px-Río_Maniqui_-_Bolivia-wikimedia

De acuerdo a los reportes de los la provincia  Ballivian fue la mas afectada y los productores tuvieron que lamentar la pérdida de ganado bovino y caprino principalmente, por que se encontraron luego de bajar el agua varias cabezas de ganado afectado, como es el caso de la propiedad Bella Vista de la señora Jenny Guiteras quien reportó la muerte de 7 vacas y 3 caballos, entre otros afectados.

Sumado a la inundación,  el pésimo estado de los caminos troncales y vecinales no permite el tráfico de cientos de movilidades y personas transitar y mejorar sus condiciones.   Carmelo Arteaga , Presidente de la Asociación de ganaderos del Beni indicó que la situación en este departamento es crítica por las constantes lluvias.

Los pobladores de esa región informaron que el agua llegó a una profundidad de 1 metro y medio aproximadamente y debajo de las aguas murieron animales de alto valor genético.  En el transcurso de los próximos días se tendrá la cifra exacta de la cantidad de animales perdidos, no solo en este municipio, sino en el Beni.

Debido a que el apoyo local no alcanza la capacidad de las pérdidas los productores sostienen que debería declararse emergencia departamental por lo menos en los municipios afectados.

Por el desborde del río Maniqui  que afectó a varias comunidades en 150 propiedades afectadas,  los productores no cuentan con recursos  para sacar las palizadas del río y por ello piden ayuda al gobierno central. La palizada inundó el pasto y alambrado con el lodo y el agua y no se descarta la falta de alimento de ganado ante esta crítica situación a futuro.