Gobierno celebró el “Día Mundial del suelo” con proyectos en Patacamaya

Suelos y agua son de vital importancia para la producción de cultivos nutritivos

En la comunidad de Mantecani del municipio de Patacamaya en el departamento de La Paz, donde se financian proyectos en recuperación de suelos, con una inversión de 5.751.004 bolivianos, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Cesar Cocarico, encabezó el acto de celebración del “Día Mundial del Suelo”.

Mediante el Proyecto del Programa de Inclusión Económica para Familias y Comunidades Rurales ACCESOS, instancia operativa del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras que beneficia a 2.276 familias, de este municipio con la implementación de acciones dirigidas a la recuperación de 1.688 hectáreas de suelo se pudo conocer las labores que los comunarios de esa zona vienen realizando.

“El Día de hoy, estamos aquí en la comunidad de Mantecani, celebrando el “Día Mundial del Suelo”, para mandar un mensaje, de reflexión a los que no quieren cuidar a nuestra Pachamama, nuestro suelo; es hora de pensar de que nosotros dependemos de este recurso. Sin nuestros suelos, no habrá comida, y si no hay comida, desaparecerá la humanidad” manifestó la autoridad en el evento.

Juan Carlos León, Viceministro de Tierras, informó que la institución a su cargo, elaboró instrumentos legales y técnicos como el proyecto de Ley de Suelos, la propuesta del Plan Nacional de Uso de Suelos y Ordenamiento Territorial para la Producción Agropecuaria y Forestal, además de los Lineamientos Metodológicos para la Elaboración de Planes de Uso de Suelos y de Tierras y el Estudio de Diseño Técnico de Preinversión, Manejo, Conservación y Recuperación de Suelos entre otros instrumentos técnicos y normativos en el uso del suelo.

El Día Mundial del Suelo se celebra en Bolivia, a partir de que el 20 de diciembre de 2013 la Asamblea General de las Naciones Unidas emite  la Resolución 68/232, donde se decide designar el 5 de diciembre Día Mundial del Suelo y declarar 2015 Año Internacional de los Suelos.

Bolivia tiene una superficie 1.098.581 Km2 de las cuales 279.431,4 Km2  se encuentra en áreas secas que son catalogadas como áreas en proceso de degradación por erosión, de las cuales se encuentran en grados de erosión grave a muy grave 24.959,4 Km2, estos según datos preliminares del Ministerio de Medio Ambientes  y Aguas a oficializarse próximamente.

Los suelos son de funciones de vital importancia para la producción de cultivos nutritivos, filtran y limpian decenas de miles de km3 de agua cada año, es importante almacén de carbono, ayudan a regular las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero, siendo por lo tanto fundamentales para la regulación del clima FAO.