¿Estamos protegiendo la madre tierra?

Aunque ya se trato en reiteradas ocasiones en el marco de la Cumbre Mundial Climática el resguardo de la Madre Tierra con propuestas “disbonbantes” para enfrentar el calentamiento global del planeta ahora venimos afrontando las consecuencias de esta realidad con la extrema sequía en el aéra rural y urbana en todo el territorio nacional, como nunca antes.

En esa ocasión se dejaron escuchar diferentes ponencias que reclamaban por la elevación de la temperatura  y su incremento gradual y que de no tomar las medidas necesarias para afrontar esta situación, todos nos veríamos afectados por esta situación.

Teniendo en cuenta que nuestros bosques generan oxígeno y  son los principales en protegernos de la radiación solar y le dan vida a la tierra  es imprescindible no dañar estos recursos naturales ya que en Bolivia contamos con la exuberante vegetación de la Amazonía y de otras regiones, lo cual significa  en estos tiempos un tesoro natural que no debería ser explotado de manera irracional.

Sin embargo algunos gobiernos, incluido el nuestro, desconocen o ignoran este fenómeno y por ello están  ligando al crecimiento económico y social  con propuestas contrarias como solución; como  la explotación minera extractivista y la contaminación del agua, la creación de plantas hidroeléctricas y exploración en busca de petróleo y gas incluso en parques nacionales en desmedro de muchas regiones  y de la Amazonía con la consiguiente destrucción de los bosques, el hábitat de las poblaciones indígenas originarias  y de nuestros recursos fito y zoo genéticos con que se cuenta en estas tierras.

En vista de ello se debería frenar a tiempo acciones irracionales hechas por la mano del hombre como deforestación de bosques y la minería extractivista que esta destruyendo nuestra región y más tarde el daño será irreversible, como la falta de agua que hoy estamos viviendo, porque sin agua no hay vida.

De nada serviría hacer propuestas en favor del medio ambiente para paliar el calentamiento global, en deslumbrantes eventos,  si desde las regiones, países y continentes no se toman las acciones necesarias para afrontar esta situación y más aún se realizan a diario acciones que solo buscan el lucro y afectan a la vida del planeta tierra.