Biodigestor produce combustible con materiales orgánicos

El biodigestor es un sistema natural que aprovecha la digestión anaerobia (en ausencia de oxígeno) de las bacterias que ya habitan en el estiércol, para transformar éste en biogás y fertilizante. El biogás puede ser empleado como combustible en las cocinas, calefacción o iluminación, y en grandes instalaciones se puede utilizar para alimentar un motor que genere electricidad.

Elfertilizante, llamado biól y bioxol, inicialmente se ha considerado un producto secundario, pero actualmente se está tratando con la misma importancia, o mayor, que el biogás, ya que provee a las familias de un fertilizante natural que mejora el rendimiento de las cosechas.

Un biodigestor familiar se construye a partir de mangas de polietileno tubular que se caracterizan por su bajo costo, fácil instalación, mantenimiento y por el uso de materiales locales y  por ello se considera como una “tecnología apropiada”.

Debido a que las familias dedicadas a la agricultura, suelen ser propietarias de pequeñas cantidades de ganado, este modelo de biodigestor hace que se aproveche de los desechos orgánicos de animales o plantas  para generar energía y fertilizantes naturales de muy buena calidad.

Los costos en materiales de un biodigestor pueden variar de 200 a 400 dólares y este tiene una duración de 10 años. Un biodigestor de 5m de largo, por 0,70m de ancho y 0,80m de profundidad, generara 5 horas diarias de gas, para la cocina, a la ves puede generar 6 litrosde abono foliar concentrado y 20 Kg de abono solido.

Según un informe se afirma que los fertilizantes naturales como son el biol (abono foliar) y el bioxsol (abono solido), tienen iguales propiedades que los abonos foliares o sólidos que se adquiere en las agroquímicas, sólo que estos son desarrollados en forma natural y a muy bajo costo. Si  se comercializan estos productos el biodigestor podría generar un  ingreso diario de 500 a 600 Bs.

El objetivo de uso del biodigestor es proveer de combustible, generar un buen fertilizante o depurar residuos orgánicos, esta innovación resulta una alternativa para los pobladores del campo que carecen de energía para preparar sus comidas, para el alumbrado y más que todo para el cultivo de alimentos con fertilizantes naturales. En Bolivia esta innovación ya fue experimentada en el chaco y en regiones del altiplano.