Por efectos del clima cosecha de soya concluyó con menor producción en verano

“no se pudo llegar a la cantidad de producción proyectada, debido a la disminución de rendimientos, por factores climáticos adversos, al inicio de la siembra con precipitaciones pluviales excesivas y durante el desarrollo del cultivo un periodo de sequía”

(Elizabeth Estevez A. – Santa Cruz)  Al concluir la cosecha de soya en las zonas productivas durante  la campaña de verano 2017-2018 en el departamento de Santa Cruz se indica que se tiene un promedio de rendimiento de 2,08 toneladas de soya por hectárea, mientras que en el verano anterior se llegó a 1.88 tm por ha, lo cual resulta inferior al promedio histórico de 2.3 tm por ha. según  en la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo ANAPO.

El Presidente de ANAPO, Richard Paz informó que la cosecha de soya de verano al concluir casi en su totalidad con una producción estimada de 1.990.000 toneladas, es menor a la producción prevista inicialmente de al menos 2.3 millones de tms.

Expresó que no se pudo llegar a la cantidad de producción proyectada, debido a los factores climáticos adversos, al inicio de la siembra con precipitaciones pluviales excesivas y durante el desarrollo del cultivo con un periodo de sequía en algunas zonas de producción.

La baja en la producción de cultivos se debió a las lluvias caídas en los primeros meses del año que ocasionaron la pérdida de  400 mil toneladas de soya, cantidad que significó  pérdidas importantes para los productores del norte.

Se sembraron 960 mil hectáreas, se perdieron 47 mil hectáreas y se solo se logró cosechar 913 mil, inferior a las 993 mil hectáreas cosechadas en el anterior verano; cantidad superior a  1.864.560 toneladas  del verano 2016-17.

En otros cultivos como el maíz  se sembraron 128 mil hectáreas, superior a las sembradas en el verano anterior de 103 mil hectáreas y en sorgo se sembraron 58 mil  hectáreas, superior a las 51 mil hectáreas del verano anterior.

Semillas

Para hacer posible la siembre de verano e invierno, técnicos e investigadores de distintas empresas y organizaciones como de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo Anapo que realizan esta tarea de manera continua con el fin de encontrar variedades de semillas de soya aptas a los suelos de la región de Santa Cruz, entre las que priman las transgénicas, por poseer características aptas a los embates del cambio climático.

Una de las principales semillas de soya genéticamente modificada requerida en la región se denomina “Munaska”,  la cual es sembrada en un 70% del este cruceño, como lo explica el Ing., Carlos Joakira  de Anapo-Lealsem,  quien destaca que  resiste al estrés hídrico, de ciclo corto  entre 100 a 105 días, con mucho potencial y con mucha vaina.En el Centro de Investigación y Agrícola y Tropical CIAT dependiente de la Gobernación de Santa Cruz, según, el Ing. José Morales se cuenta con variedades de semillas como la “sojapar” Omg con característica precoz de 95 a 100 días de cultivo, tolerante a la roya asiática  y con rendimiento de 3.5 a 3,8 tonelada por hectárea. 80% de las semillas con que se cuenta en esta entidad es transgénica y el 20% convencional como la semilla “serebo”, entre otras.

Morales sostuvo que hace falta liberar otras variedades transgénicas por las exigencias del mercado y la competitividad con otros países, aunque en general se cuenta entre  60 a 70 variedades de semilla Omg en 10 a 12 empresas semilleras que trabajan en investigación en el departamento.

Destacó que al contar con semillas Omgs en el este de Santa Cruz la lluvia favoreció los cultivos y se pudo obtener en algunos casos de 3.2tm y 3.8tm por ha.  Sin embargo en el norte cruceño se llegó solo de 2.5 tm por ha a 2.8 por hectárea.Diego Baldedomar del departamento de Investigación de Anapo, sotuvo que la campaña de verano fue buena hasta enero y luego fueron afectados por la sequía, pero se pudo recuperar la producción con la lluvia, en el caso del este cruceño, sin embargo en el norte no se pudo sembrar porque hubo mucha lluvia e inundación.

Destaco que ante los efectos del cambio climático, como alternativa a futuro se buscan materiales precoces con otras características, resistente a roya, con genética para que el agricultor afronte  a la sequía y por ello sería interesante que se apliquen nuevos eventos en biotecnología.Marín Condori, quien como investigador trabajó en la obtención de la  variedad “belén” con tiempo de cultivo de 105 a 110 días y “galilea” de 95 a 100 días,  de origen  transgénico sostuvo que estas semillas son el resultado del cruzamiento entre variedades transgénicas  y criolla, con buenos rendimientos en el este cruceño, favorecida por la lluvia.

Aunque la campaña de verano fue afectada por los fenómenos climáticos los productores ven la necesidad de exportar excedentes y el uso de la biotecnología para incentivar a la inversión agrícola en sus campos y ampliar la frontera agrícola de soya y seguir produciendo más alimentos para los bolivianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s