Pese a la adversidad del clima agricultores cruceños recuperan 22% de la producción

TAPA DIC17 COLORPero el sector agropecuario se encuentra estancado y el gobierno da curso a la liberación de exportaciones

(Por: Elizabeth Estévez A.)  Después de soportar la adversidad del clima por efectos de la sequía, inundación y otros fenómenos registrados el 2016, los productores de oleaginosas y trigo indicaron que en las campañas agrícolas del  2017 se logró recuperar lo perdido en un 22%, logrando garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de los bolivianos, por cuanto el departamento de Santa Cruz de la Sierra, aporta en la producción de alimentos cerca al 70%.

Mediante un informe de gestión, puntualizado en los distintos rubros agrícolas en el que trabajan, la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo Anapo, mediante sus representantes dio a conocer la evaluación de la producción de granos de la gestión 2017, en los cultivos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que vienen a ser los alimentos estratégicos en la cadena agroproductiva local y nacional.

En general los cultivos tuvieron una producción total de 4.336.459 toneladas, lo cual significan un incremento del 22 por ciento, con relación a la gestión 2016.

Para Fredy Suarez, Presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente CAO el desempeño del sector agropecuario fue de recuperación parcial en cereales con buena expectativa de siembra y cosecha desfavorable en rendimiento por inundación y humedad, el sector  pecuario fue afectado por los bajos precios, al igual que el sector avícola y porcino.  Sin embargo se tuvo crecimiento del 11.1% en comparación del 2016.

En 2017 la superficie cultivada de Santa Cruz, alcanzó a 2,5 millones de hectáreas, lo que significó un incremento de 11,41% respecto a 2016.

El 2015, el incremento alcanzó un 2,62% y la cantidad producida fue de 12,60 millones de toneladas, un incremento de 26,76% comparado con la producción de 2016, pero solo un 2,35% comparado con el 2015. En síntesis, solo se recuperó el nivel de superficie y producción del año 2015.

De acuerdo a la explicación de los productores de oleaginosas y trigo, representada por Marcelo Pantoja, Presidente de Anapo,  al comparar  los ciclos de producción, en la campaña de verano 2016-2017, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2.337.376 toneladas, lo cual significa una disminución de 9 por ciento con relación al verano anterior.

En la campaña de invierno se logró producir 1.999.083 toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz y sorgo, que representan una mejora de 103 por ciento con relación a invierno 2016.

El informe destaca que la producción de invierno 2016 se vio muy afectada por la peor sequía de los últimos tiempos que tuvieron que confrontar los productores, con lo cual se logró recuperación pero no crecimiento.

Liberan exportaciones

Al contar con la suficiente cantidad de producción en los principales rubros del sector agropecuario cruceño luego de las negociaciones y reuniones de consertación mediante su agenda productiva, el gobierno a la cabeza de los ministros de estado del área económica, junto a representantes del sector agropecuario, autorizo la liberación de exportaciones de excedentes de la producción con aprobación del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, teniendo en cuenta que esta garantizada la seguridad alimentaria.

Así los resultados de las Mesas de trabajo fueron aprobados por el Presidente del Estado luego  de 15 reuniones entre representantes de la Cámara Agropecuaria del Oriente CAO, con personeros de los Ministerios de Desarrollo Rural, de Obras Públicas, Desarrollo Productivo y Medio Ambiente.

Los acuerdos con el Gobierno sobre libre exportación de soya, sorgo, carne, y azúcar fueron  fruto del  trabajo conjunto con el Estado, encarado por  la CAO en septiembre del pasado año, donde se conformaron tres mesas de trabajo: infraestructura y Puerto Busch, transgénicos y exportaciones, tierra y reservas forestales.

Entretanto, los agropecuarios esperan que los acuerdos conseguidos se concreten en normas para permitir las exportaciones

Para personeros de gobierno y productores, los datos reflejan que la demanda de alimentos para el mercado interno esta cubierta y por lo tanto hay un excedente significativo  que se destinará al mercado externo.

Soya

En 2017 se estima alcanzar una producción de 2.528.660 toneladas, que representa una disminución de 9.5 %, en relación a la gestión 2016. Esta baja se debe a la sequía y las excesivas precipitaciones pluviales durante la cosecha, que ocasionaron pérdidas de rendimiento.

Sin embargo, la producción es suficiente para garantizar la demanda del mercado interno, de 800.000 toneladas para la producción de harina solvente e integral, que demandan los sectores avícola, porcino y lechero, principalmente. El resto de la producción se destina a la agroindustria y las exportaciones, pero que ahora se ven restringidas.

Trigo

Se sembró 109.000 hectáreas en invierno, lo cual representó un 9 por ciento más con relación al invierno anterior de 100.000 hectáreas.  El volumen de producción obtenido fue de 170.645 toneladas, con un incremento de 133 por ciento con relación a 2016.

Es de destacar que debido al buen precio para el trigo los agricultores se vieron motivados para el incremento en la producción de este cereal.

Girasol

En 2017 se produjo 114.700 toneladas de girasol con un incremento de 80 por ciento con relación al anterior invierno. El aumento se debió al incremento de la superficie de siembra a 109.000 hectáreas (anterior 95.700 hectáreas) y un aumento en los rendimientos a 1,11 TM/ha., comparado con 0,67 TM/ha., de la gestión 2016.

Maíz

La producción de maíz el 2017 tuvo un aumento del 88 por ciento en comparación a la gestión 2016.  Este incremento se debió a una mayor superficie sembrada de 210 mil hectáreas (anterior 160 mil hectáreas) y por un aumento en rendimiento a 2,83 TM/ha, comparado con 1,98 TM/ha., de la gestión 2016.

Sorgo

En la gestión 2017 se produjo 921.914 toneladas de sorgo, con un incremento de 196 por ciento con relación a la gestión 2016. El aumento se debió a una mayor superficie de siembra de 376.500 hectáreas (anterior 238.000 hectáreas) y por un incremento en el rendimiento a 2,45 TM/ha., comparado con las 1,31 TM/ha., de 2016.

Exportaciones

El valor de las exportaciones de origen agropecuario a septiembre 2017, se redujo un 39,45% respecto a septiembre 2016, mientras que la cantidad exportada disminuyo un 37,30% con respecto a similar periodo de 2016. Por cuarto año consecutivo, las exportaciones  decrecieron considerablemente y será complicado volver a recuperar los niveles de los años anteriores, según los productores.

Inicialmente se proyecta la siembra para la campaña de verano 2017/ 2018, en una superficie de 1,28 millones de hectáreas, lo que significaría un leve incremento del 3% con respecto a la campaña de verano 2016/2017.

No obstante se percibe un incremento en la gestión 2017 en los principales rubros de alimentos que garantizan la seguridad y soberanía alimentaria, los agropecuarios consideran que el sector “está estancado”  porque no hay certidumbre y “no hay liberación de exportaciones”, en su informe al finalizar la gestión.

Aporte productivo de Santa Cruz en la gestión 2016

Aporte productivo de Santa Cruz en la gestión 2016

Agenda productiva

En vista de la actual situación, los productores en su agenda productiva plantearon la liberación plena de la exportación de productos agropecuarios, a fin de que los agricultores reciban un precio justo por su producción, relacionado con el precio de oportunidad de exportación.

El acceso al uso de biotecnología moderna con el uso de semillas genéticamente mejoradas, para lo cual, se plantea que comience a funcionar el Comité Nacional de Bioseguridad, para evaluar nuevos eventos biotecnológicos para los cultivos de soya, maíz y algodón.

Plantean también el mejoramiento de la infraestructura productiva y logística de exportación para garantizar que los excedentes de producción y concretar la implementación de Puerto Busch.

Finalmente demandan seguridad jurídica para tierras productivas, desalojar oportunamente a los avasalladores; titulación de tierras que cumplen la función económico social y dejar sin efecto la facultad del Viceministerio de Tierras que le permite impugnar resoluciones, dejando en incertidumbre las propiedades saneadas.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s